JESÚS MARINO SOTELO, FUNDADOR DE EL RETIRO

Soy nacido en la vereda El Retiro, tengo 60 años, mi familia es fundadora de la vereda. Con mi mamá vivíamos en la finca La Tolima; de allí me fui a los 18 años de edad para el km 26 donde me dediqué a trabajar; regresé a la vereda después de 7 años, y desde entonces estoy viviendo en El Retiro.

Desde que regresé a El Retiro cuando tenía 25 años, empecé a trabajar por el mejoramiento de las vías con los fundadores, entre ellos Nacianceno Hoyos. Me tocaba ir de casa en casa recogiendo la plata y pusimos un caminero. Yo era el tesorero, y el que hacía los trabajos era Oswaldo Botina. Yo cada ocho días le juntaba lo de la semana y le pasaba su pago; así estuvimos por largo tiempo y manteníamos las carreteras bien arregladas porque la gestión era constante; en ese tiempo se recogían como de a quinientos o mil pesos por familia.

Ahora el espacio mío es muy poco, por el trabajo que tengo en Agrícola Himalaya, pero a pesar del cansancio cuando hay algo que hacer urgente como destapar cunetas yo me consigo dos o tres personas como Raúl Martínez y el paisita Reinaldo Guzmán y nos vamos a trabajar en el arreglo en la vía.

Yo no hago parte de la junta pero siempre estoy colaborando por los lados. Para los trabajos se convoca a quien quiere ayudar en el arreglo de la carretera; este proceso lo lidero con las señoras Dora Díaz y Nancy Portilla. En el poco tiempo libre que tengo he luchado por esto, pues uno quiere ver que por donde uno ande el camino esté bien, que la carretera esté limpia, que si se cayó una rama hay que quitarla para que no obstruya el paso.

El Retiro es una vereda que ha salido adelante; veo positivo el reciclaje, ya no se ve basura en los caminos, ha servido bastante la capacitación y la orientación que nos han brindado; y como comunidad hemos surgido en la limpieza de la vías. Hay gente que no colabora como en todas partes, pero eso no me desmotiva.

Se ha hablado con la presidente de la junta para reunir plata o pedir colaboración para hacer una placa huella en la entrada hacia la escuela de El Retiro, frente a la caseta comunal y continuar donde finalizaron las placas huellas de la carretera principal.
Siempre hemos llevado a cabo lo que nos hemos propuesto; por ejemplo hemos visto limpia la carretera.

¿Qué mensaje quiere brindar a la comunidad?

Trabajar sin esperar nada a cambio, que trabajen por gusto no por lo que esperen recibir, que tengamos sentido de pertenencia, necesitamos que los jóvenes sigan nuestra ruta.

Creo que para salir adelante lo más importante siempre serán las vías; si no hay carreteras no entra un carro, una moto, no hay comunicación; como dicen por ahí: “Por donde entra una vía entra el progreso”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

top