GALLINAS AMADAS, GALLINAS FELICES, GALLINAS PRODUCTIVAS

Tejiendo Futuro

___________________________________________

Entrevistada: Luz Aida Quintana Velasco, vereda Rincón Santo.

Luz Aida Quintana.

Llevo seis meses trabajando en los proyectos de la Fundación Agrícola Himalaya, los cursos que nos dan con el SENA y otras entidades, y estoy muy agradecida por eso. En este momento nos encontramos en la finca de Doña Yaneth Tovar donde llevo seis meses trabajando, desde que comenzó la pandemia. A nosotras no nos afectó la pandemia, gracias a Dios nos fortalecimos mucho y hemos salido adelante. Todo este tiempo hemos aprovechado para sacar los proyectos de nuestra sociedad adelante, nuestro mayor propósito es sacar esta finca adelante.

¿De qué se trata su emprendimiento?

Este emprendimiento consiste en la cría de gallinas y pollos. Hemos avanzado mucho, tenemos pollos, gallinas, gallinas criollas y patos. Nuestro proyecto es salir adelante con la cría de pollos y gallinas.

¿Cuál ha sido el apoyo que les ha dado la Fundación Agrícola Himalaya para llevar a cabo este emprendimiento?

La Fundación nos ha dado los cursos y capacitaciones, con los cuales nos han fortalecido. Así nosotros tengamos una gallinita y le demos alimento, no nos las sabemos todas. Ellos nos han enseñado a alimentarlas, a conocer las razas y a conocer las necesidades de las gallinas.

Nos enseñaron a hacer unos comederos que nos generan ahorro en costos para no estar comprando comederos en el comercio. Uno puede comprar los implementos y en cuestión de 15 – 20 minutos está listo. De un comedero se alimentan 37 animales.

¿Qué de esas capacitaciones la marcó más?

Lo que más marcó la diferencia fue todo el tema de la alimentación. Nos enseñaron una tabla de alimentación, las medidas que hay que darle a cada animal, a reconocer las diferentes enfermedades y a prevenirlas.

¿Cuál es la importancia de hablarle a las gallinas?

Las gallinas por lo general necesitan mucha motivación de la persona que las está cuidando. Ellas necesitan que les hablen, que las motiven, es una alegría para ellas saber que la misma persona está pendiente de ellas y ellas mismas reclaman su comida. A pesar de ser un animal, ellas entienden. A ellas hay que darles las gracias y darles todo con amor.

Hay una gran diferencia de producción cuando les hablo y cuando no lo hago. Cuando les hablo yo siento que ellas responden al amor que les brindo al darles la comida con tanto amor. No es como llegar y tirarles la comida y ya, porque a pesar de ser un animal necesitan amor y afecto. Todo eso se evidencia en el resultado de la producción.

¿Qué consejo les daría a los emprendedores de gallinas en la región?

Para los pequeños y grandes emprendedores un concejo que les puedo dar es que la gallina entiende quién le habla, quien le da afecto y quién le da amor.

Luz Aida Quintana y Rubén Darío.

¿Qué alimentación les da a las gallinas?

Todo lo que se les da aquí es natural. El suministro de alimento para las gallinas ponedoras son dos kilos y medio en la mañana, pero les estamos dando la tercera parte en producto orgánico. Es decir, maíz y lo demás, lo que nos enseñaron a preparar en la Fundación.

El concentrado que les damos es a base de maíz, fríjol, cáscara de huevo, ceniza, miel de purga, hojas de nacedero, etc. Esto nos suministra muchas vitaminas para ellas. Les damos zanahoria para lograr una pigmentación en el huevo con productos naturales. Aquí no utilizamos nada de químicos, únicamente el maíz, la zanahoria, el zapallo y otras frutas y verduras.

Luz Aida Quintana y Familia.

¿La rentabilidad y los costos de su negocio han mejorado?

Sí. Por lo regular las gallinas consumían 40 kilos en 7 días. Actualmente yo estoy aplicando la tercera parte de alimentación con productos orgánicos, entonces es mucho lo que he ahorrado en concentrado. No les estoy quitando comida, al contrario, les estoy suministrando todos los nutrientes que ellas necesitan como la zanahoria, el zapallo y demás vegetales que les permiten tener más vitaminas y estar más sanas.

Si nosotros suministráramos únicamente concentrado entonces se nos estarían yendo 67mil pesos semanales. En este momento nosotros preparamos el alimento orgánico que nos enseñaron en los cursos, entonces estamos minimizando gastos. 

¿Qué es lo que más disfruta de este emprendimiento de especies menores?

Las experiencias, aprender a conocer nuestros animales, aprender qué es lo que los afecta, y a enamorarnos más de lo que estamos emprendiendo.

¿Por qué es bueno el pastoreo?

Porque en la hierba ellas consumen nutrientes que les ayudan a obtener vitaminas y proteínas. 

¿Quién le ayuda a realizar sus labores?

Rubén Darío, mi hijo, es quien me colabora aquí con los animales. Somos un equipo. Él me ayuda a poner la comida y el agua a los pollos y yo me encargo de las gallinas.

Rubén Darío.

¿Cuál es la dificultad más grande que ha tenido en este emprendimiento?

La mayor dificultad fue cuando tuve una crisis donde se me enfermaron las gallinas. Yo sentía que me ahogaba, trataba de salir, contactaba personas para que me ayudaran, pero fue muy difícil. En ese momento no nos habían dado el curso de la Fundación Agrícola Himalaya entonces estábamos neutros, pero igual yo no me quedé quieta. Me movía por un lado y por el otro, hasta que logré sacar mis gallinas adelante. Tuve una gallina que estuvo muerta prácticamente, se me apestó, estuvo tirada y yo me le dediqué mucho y le daba fruta para proporcionarle vitaminas. La gente me decía que la botara y yo pensaba: “ella me pone tantos huevos a la semana y nadie me va a responder”, y por eso yo tenía que salvarla. En un proyecto tan pequeño yo tengo que tratar de hacer todo lo posible por salvar mis animales. Yo les daba complejo B y muchísimas otras cosas y ahora “la muerta” esta súper pesada y sanita, la rescaté.

Si me llego a enfrentar nuevamente a alguna situación similar, me sentiría segura porque ya voy directo al grano. Ya no estoy en duda, después de la capacitación puedo decir con plena seguridad que ya estoy preparada para afrontar una situación de estas.

¿En qué benefician a Bitaco y a su población los emprendimientos de la zona?

Los emprendimientos en Bitaco benefician al pueblo porque los pequeños emprendedores están sacando sus productos a vender y se beneficia el pueblo y el que llega. Es decir, propios y extraños. También se benefician los hogares porque uno como mujer cabeza de hogar o así tenga su esposo genera ingresos con los pollos y con las gallinas. Genera ingresos para el hogar, para la casa y para los hijos.

¿Usted ha visto algún cambio con los emprendimientos?

El cambio se ha notado mucho. Somos muchos los que tenemos emprendimientos y sabemos hacer nuestras cosas, pero nos da miedo lanzarnos. Siempre necesitamos una base y un motor para saber que podemos y meternos en la cabeza que de verdad lo vamos a lograr.

Yo admiro mucho a Doña Carlota porque nos da el poder que tenemos cada uno y eso nos motiva y nos llena de entusiasmo para salir adelante.

¿Qué otra cosa le dejaron los cursos?

Los corrales para las gallinas. Muchas veces compramos el material, pagamos un trabajador, con el tiempo esto se pudre y nuevamente nos toca invertir.

Mi idea con el nacedero, y un concejo para los pequeños y grandes productores que nos ayuda a mermar costos, es crear unos postes que cortamos y luego enterramos y éste prende. Entonces tenemos una barrera viva y así el cerco no se nos va a caer tan pronto y podemos suministrar la comida para las gallinas. También tenemos nuestro propio zapallo de donde les damos a los animales.

También crear un corral y dividirlo en dos partes con el fin de separar las hembras y los machos. Para suministrarles alimentación diferente a ellas como ponedoras y a los machos el engorde para que estén bien buenos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

top